La Discusión

Diario democrático

Elecciones en Portugal: estos son los principales candidatos a primer ministro

El país vecino celebra elecciones anticipadas este domingo tras la dimisión del primer ministro en noviembre por un presunto caso de corrupción

Portugal regresa a las urnas este domingo 10 de marzo. Durante los últimos meses, la oposición a Costa ha aprovechado tanto la presunta trama de corrupción por la que el mandatario abandonó el cargo como el descontento general que ya existía hacia su Partido Socialista para lanzar una campaña que con gran probabilidad será exitosa.

La balanza parece inclinarse hacia la derecha. Muy hacia la derecha. Chega -‘Basta’ en español-, un partido extremista y ultraconservador que responde con promesas de cambio radical a los problemas del país más pobre de Europa occidental: la corrupción, la economía, el empleo y la inmigración.

Su líder, el excomentarista deportivo André Ventura, se ha ganado un hueco entre los líderes de la derecha dura europea: se codea con Marine Le Pen, de la Agrupación Nacional francesa, y con el presidente de Hungría, Viktor Orbán. El miércoles, su acto de campaña en la ciudad algarvía de Olhão contó con la presencia y apoyo de Santiago Abascal, presidente de Vox.

André Ventura (Chega) junto a Santiago Abascal (VOX) en un acto de campaña.

Chega se ha consolidado como tercera fuerza política en Portugal en apenas cinco años. En las elecciones legislativas de 2022 que dieron el mando del Gobierno a Costa, el partido de Ventura tan solo obtuvo un 7,18% de los votos. Este domingo, los sondeos apuntan a que el partido de ultraderecha podría alcanzar entre el 15% y el 20% de los votos en todo el país.

Con ello, Chega pretende ser el miembro líder de la Aliança Democrática de centro-derecha. Sin embargo, la Alianza ha rechazado hasta la fecha estar dispuesta a negociar cualquier tipo de acuerdo con el partido de Ventura.

En cuanto a los socialistas, no se les vaticina un gran éxito. Desde luego, no el 41,37% de votos con los que consiguieron una mayoría aplastante hace dos años. La dimisión de Costa en noviembre ha pasado factura en el partido, y la campaña de su sucesor, Pedro Nuno Santos, se ha basado en alertar del auge de Chega.

“Votar socialista es la única opción para frenar la ultraderecha en Portugal y su influencia en cualquier futuro gobierno”, dijo el candidato en un mitin en Setúbal.

Pedro Nuno Santos, candidato del Partido Socialista.

El domingo se verá si el miedo a un gobierno populista de derechas es suficiente para conseguir movilizar al votante de centro-izquierda, o si en su lugar las elecciones de este año estarán marcadas por el abstencionismo que tanto preocupa en la jefatura del Estado.

La mayoría de los sondeos de opinión sitúan a la Aliança Democrática ligeramente por delante del Partido Socialista, y a pocos escaños de una mayoría parlamentaria. Con casi un 20% de los votantes aún indecisos, los analistas afirman que el resultado del domingo está aún en el aire, y cualquiera de los dos bloques estaría cerca de gobernar la próxima legislatura.

Luis Montenegro (PSD). Candidato de Aliança Democrática.

Sin embargo, es probable que una derecha combinada y que incluya a Chega consiga los apoyos suficientes para lograr una mayoría en el Parlamento. En ese caso, estaría en manos de la Alianza Democrática dar la bienvenida a André Ventura y conformar un gobierno con la ultraderecha, o marcar la diferencia entre la derecha moderada y el extremismo de Chega aunque el precio sea un nuevo periodo de ingobernabilidad en el país vecino.

Sobre el autor